En la nueva Ley de Alquileres, se autoriza a las partes a incluir en el contrato cada correo electrónico, para notificaciones e intimaciones.

Artículo 75: Domicilio especial. Las partes de un contrato pueden elegir un domicilio para el ejercicio de los derechos y obligaciones que de él emanan. Pueden además constituir un domicilio electrónico en el que se tengan por eficaces todas las notificaciones, comunicaciones y emplazamientos que allí se dirijan.

Comentarios